Fridays for Future

Como sabéis el próximo día 20 de septiembre comienza la semana de movilizaciones por el Clima, en la que se están convocando actos en todo el mundo. El movimiento Fridays For Future (https://www.fridaysforfuture.org/) ha trascendido el mundo estudiantil y del 20 al 27 de septiembre se convoca este año en todo el mundo la Semana de Huelga Por la Tierra: una huelga general a nivel mundial para salvar el Planeta.

Fridays For Future surge de las manifestaciones estudiantiles inspiradas por el ejemplo de Greta Thunberg, quien desde el mes de agosto del pasado año se manifiesta cada viernes ante el Parlamento sueco y a cuya causa (#FridaysForFuture #ClimateStrike #SchoolsStrike4Climate @GretaThunberg) se suman cada vez y más jóvenes, entidades sociales, plataformas… a lo largo de todo el mundo. Como no puede ser de otra manera, Origami mostró su apoyo al movimiento y participa en la plataforma organizada en la Sierra. Más de 400 entidades, más de 30 ciudades y miles de estudiantes en España nos convocan desde el pasado 15M climático a movilizarnos por la Tierra, a mostrar a las instituciones el deseo de la sociedad de pasar a la acción. No quieren más brindis al sol en grandes cumbres, reclaman pruebas reales de que se van a crear políticas ambiciosas para dar respuesta a la emergencia climática, y las quieren ya. Su lema es «cambiemos el sistema, no el clima».

Más allá de estas huelgas estudiantiles, el viernes 27 de septiembre se quiere abarcar también el ámbito laboral, convocando una huelga general (estudiantil, de consumo y paros laborales). La emergencia climática está tomando por fin la relevancia que merece y los principales sindicatos españoles se van sumando a las movilizaciones, han manifestado su apoyo a la huelga. En el ámbito educativo desde Madres por el Clima, Families For Future Barcelona y Teachers For Future Spain, junto a más de 100 organizaciones sólo en España, convocan a la movilización internacional, que coincidirá con la Cumbre Acción Climática 2019 de las Naciones Unidas en que esperamos que la presión ciudadana tenga incidencia. Desde el alarmante informe del IPCC el pasado octubre de 2018 hasta los devastadores incendios en el Amazonas, pasando por el último informe de la ONU sobre biodiversidad, la escalada de informaciones que ratifican la gravedad de la situación ha sido imparable. Por otro lado, se están tomando medidas cada vez más esperanzadoras, como las declaraciones de Emergencia Climática en más de 960 jurisdicciones en todo el mundo; la nueva regulación del Convenio de Basilea sobre la exportación del plástico no reciclable, y las presiones de la Unión Europea a sus países miembros para aumentar la ambición de sus Planes de Energía y Clima (entre los que España ha destacado positivamente). La situación es crítica, pero el camino que estamos trazando es esperanzador.

El objetivo de la protesta global es llegar a todos los sectores y forzar a las instituciones a que se pongan manos a la obra en un mundo que aumentó un 2,2% sus emisiones en 2018. Declarar de manera inmediata el estado de emergencia climática y que se tomen las medidas concretas necesarias para reducir rápidamente a cero las emisiones netas de gases de efecto invernadero.

Os invitamos a uniros y a formar parte de este movimiento global. Para empezar en Senbazuru convocamos a la comunidad a las siguientes acciones:

– Viernes 20: Visibilización de la Emergencia Climática. Actividad sobre el impacto de nuestro modelo de movilidad y de vida (Círculo de Marina en Senbazuru, resto de círculos en la excursión).

– Lunes 23: Ponte verde. Acudiremos a la escuela con camiseta verde para mostrar el apoyo a la semana de huelga por la tierra. En casa, durante el fin de semana, habremos hablado en familia sobre la movilización y su porqué.

– Martes 24: Visibilización de la Pérdida de Biodiversidad. Reflexionaremos sobre la fauna y flora en extinción y comenzaremos el proyecto común «Centro de Interpretación de la Naturaleza Senbazuru».

– Miércoles 25: Hacia la Huelga por el Clima. Elaboración de atuendos, materiales y carteles para las movilizaciones por el clima del viernes. En Senbazuru por círculos.

– Jueves 26: Continuación del proyecto sobre Biodiversidad «Centro de Interpretación de la Naturaleza Senbazuru».

– Viernes 27: Huelga Mundial por el Clima. Huelga general convocada para toda la comunidad (alumnado, profesorado, PAS). Participación con quienes lo deseen en los actos convocados en el municipio, posteriormente los de comarca y confluencia en la manifestación de Madrid.

Os enviaremos la convocatoria específica del día de huelga, día 27, con la información de las manifestaciones organizadas en el municipio por el Ayuntamiento y entidades ciudadanas, en Villalba por la plataforma de la Sierra y en Madrid. Adelantamos que será alrededor de las 10h en la Plaza de El Boalo, a las 12h en Villalba y por la tarde en Madrid. Os animamos a participar y a difundir. Podéis utilizar los hashtags #EarthStrike #GlobalClimateStrike #FridaysForFuture #ClimateStrike #SchoolsStrike4Climate para dar mayor visibilidad y fuerza al movimiento.

Os dejamos aquí el manifiesto de la Huelga y una cita del final del viral discurso de Greta en la Cumbre del Clima «si unos niños pueden acaparar titulares de todo el mundo tan solo faltando al colegio, imagínense de lo que seríamos capaces si decidiéramos actuar todos juntos”.

 

MANIFIESTO: Huelga Mundial por el Clima

Las organizaciones firmantes piden que se declare de manera inmediata la emergencia climática y se tomen las medidas concretas necesarias para reducir rápidamente a cero las emisiones netas de gases de efecto invernadero.

Exigen un nuevo modelo socioecológico que no comprometa la supervivencia de la vida tal y como la conocemos.

Más de 300 organizaciones ya han mostrado su apoyo a la convocatoria de Huelga Mundial por el Clima del próximo 27 de septiembre.

Numerosas ciudades y pueblos acogerán diversos actos el próximo 27 de septiembre en apoyo a la Huelga Mundial por el Clima. Una fecha que se produce en el marco de las movilizaciones por el clima, a nivel global, y de la semana de acción del 20 al 27 de septiembre convocada por Fridays for Future.

El próximo 27 de septiembre se celebra la Huelga Mundial por el Clima con un alcance global y que, en el caso de España, cuenta con el apoyo de más de 300 organizaciones, entre ellas Ecologistas en Acción, adheridas al manifiesto publicado el pasado mes de julio en defensa del futuro, de un planeta vivo y de un mundo justo. Una huelga que tiene como objetivo exigir a los gobiernos medidas efectivas ante la emergencia climática. Esta crisis climática es el mayor reto al que se enfrenta la humanidad y, por este motivo y con el fin de dar respuesta a la magnitud del problema, la sociedad se está coordinando a nivel mundial. Durante la semana del 20 al 27 de septiembre tendrán lugar numerosas acciones en multitud de municipios de todo el Estado, que culminarán en movilizaciones masivas en todo el mundo el 27 de septiembre.

Durante las últimas semanas se han llevado a cabo numerosos gestos de apoyo a la Huelga Mundial por el Clima por parte de distintos actores sociales, de la comunidad científica y de la artística, que reflejan la necesidad de abordar una transición ecológica urgente y justa. Se espera que estos gestos de apoyo se redoblen en las próximas semanas y que sirvan de aliciente para llamar a la participación a toda la sociedad en las acciones convocadas. Acciones en forma de manifestaciones, huelgas estudiantiles y de consumo, cierres de lugares de trabajo, movilizaciones y concentraciones en los centros de trabajo y en las calles… Un gran grito común y unitario en la lucha climática.

La crisis climática, consecuencia directa del modelo de producción extractivista, basada principalmente en el uso de combustibles fósiles y del consumo globalizado actual, pone en riesgo la supervivencia humana y la de un gran número de otras especies y ecosistemas, afectando especialmente a las poblaciones más empobrecidas y vulnerables.

Desde hace décadas la comunidad científica alerta del deterioro de un gran número de ecosistemas, tanto terrestres como marinos, así como del punto de no retorno frente al cambio climático. Los recientes informes sobre el estado de la biodiversidad del IPBES (Plataforma Intergubernamental de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos) señalan que cerca de un millón de especies entre animales y plantas se encuentran al borde de la extinción como consecuencia de las actividades humanas. Asimismo, el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), publicado el pasado agosto, señala que la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de todos los sectores es el único modo de mantener el calentamiento global por debajo de los críticos  1,5 °C.

No responder con suficiente rapidez y contundencia a la emergencia climática, ecológica y civilizatoria supondrá la muerte y el aumento de la pobreza extrema para millones de personas, además de la extinción de muchas especies e, incluso, de ecosistemas completos.

Por todo ello, y en defensa del presente y del futuro, de un planeta vivo y de un mundo justo, las personas y colectivos firmantes del manifiesto efectúan un llamamiento a toda la sociedad (ciudadanía y diferentes actores sociales, ambientales, de cooperación, sindicales, etc.) para que el próximo 27 de septiembre se unan a las distintas movilizaciones previstas: huelga estudiantil, huelga de consumo para construir estrategias de consumo alternativo que respeten los derechos, la vida y los límites biofísicos del planeta, y huelga laboral en el sector de la enseñanza andaluz convocada por CGT. Asimismo, organizaciones sindicales convocarán asambleas en los centros de trabajo para pedir medidas de transición ecológica y justa en las empresas; mientras que algunas organizaciones ecologistas y sociales realizarán un cierre de 24 horas de sus oficinas e instan a otros actores a un cierre total o parcial durante el desarrollo de la manifestación.

Las organizaciones y plataformas convocantes hacen además un llamamiento a toda la población para que en las oficinas, colegios, ayuntamientos y otros lugares de trabajo se realicen concentraciones simbólicas de cuatro minutos y 15 segundos, entre las 11 y las 12 de la mañana de ese mismo día. Un acto que sirva de reflexión en torno a la gran señal de alarma que supuso alcanzar el pasado mes de abril una concentración de partículas de dióxido de carbono en la atmósfera de 415 ppm (partes por millón), nivel que no se registraba desde hacía tres millones de años.

Leave a comment